Category Archives: historias

La eterna búsqueda

Estoy leyendo mucho en estos días. He retomado esa vieja pasión por los libros, quizás por el hecho de que, como les mencionaba, cansada de mi historia, tomo un respiro y conozco, a través de la literatura, otras historias.
Hace un mes leí “Si tú me dices ven, lo dejo todo, pero dime ven” de Albert Espinosa. Confieso que no ha sido de mis libros favoritos, quizás porque soy un poco quisquillosa con las historias y me gustan los detalles – Estudio periodismo, amo los detalles -, entonces, cuando me dejan detalles “en el aire”, me molesta un poco. En fin, estoy divagando… Aún así, me gustó el estilo del autor, así que empecé a leer “El mundo amarillo”, donde narra las lecciones que aprendió mientras trataba con el cáncer.
Voy casi por la mitad del libro, pero me ha dado herramientas que necesitaba en este momento. La necesidad de tener un expediente, donde mis seres queridos puedan conocerme, leer lo que soy, lo que pienso, lo que siento, supongo que éste blog es una especie de expediente, así que ahí entendí porque es una necesidad para mí escribir; cuando me vaya de éste mundo, tendrán un lugar donde leer acerca de mis demonios internos. 
En una parte del libro, el autor habla sobre la búsqueda del amor, de cómo los “seres amarillos” -aún no sé qué diablos significa, no voy por esa parte- vamos por la vida buscando a nuestros semejantes. Y yo confieso que voy por la vida buscando… Y quizás por eso a veces me frustro, porque lo que encuentro me llena pero necesito más. Es esa ambición que no logro dominar gracias a los estándares.
No soy exigente, no me malinterpreten, pero creo que me he vuelto una vampira. Absorbo lo que necesito de una persona, sus experiencias, sus consejos, todo lo que me pueda aportar y luego me alejo, no me implico emocionalmente.
Hace poco, les contaba sobre alguien que me gusta. Y he descubierto porqué me gusta… Me gusta lo que tiene que contarme, su apreciación del mundo, cómo es tan diferente a la mía, cómo me enseña a manejar situaciones que aún no son familiares para mí.
Y porque me aporta demasiado decidí desecharlo, porque prefiero ser su amiga y seguir obteniendo sus enseñanzas, saber aprovecharlas, a ser su novia y alejarme cuando no tenga nada más que darme.
¿Ilógico, no?
Me he convertido en una cazadora de historias…
Por cierto, si quieren saber qué ando leyendo, síganme en Goodreads.

Cierto Karma del pasado

Hagamos lo que hagamos en ésta u otra vida, el peso del karma nos alcanzará.

Muchas veces escuché dichos por ahí mas o menos así: “Las cosas malas siempre se revierten”, yo como ya se imaginarán no entendía absolutamente nada y pensaba que la gente a mi alrededor como siempre hablaba estupideces, ¡Y es que los actos a mi alrededor no acompañaban a las cosas que se decían!

Siempre decía, pero chuta, si los actos malos siempre se revierten, ¿Por qué las personas que hacen daño están bien?, y es que nadie sabe el mal de la olla si no es la cuchara.
Con esto a lo que me refiero es que a veces nosotros nos forjamos ideas de las personas sin saber, sin conocer a fondo el mal que padecen, y no necesariamente estamos hablando de cosas malas, también pueden ser cosas buenas, pero los casos de gente que tiene sus cosas buenas escondidas son realmente bastante escasos, así que vamos a hablar de las cosas malas que la gente tiene escondidas, lo que algunos llaman… malas intenciones.

Una vez, me sucedió que conocí a alguien que al principio me parecía ultra buena gente, pero resultó ser un completo patán, y lo peor de todo es que yo creí en esa persona, quizás porque era muy pelada o quizás porque el se aprovechó de mi por ser mayor.

Hoy, lo vi hace unos meses, con el mismo “Modus Operandi“, no cambia… sigue igual o mas asqueroso que antes, con la diferencia de que ahora es “emo“.

Aclaración: No tengo nada en contra de la gente emo, de hecho, tengo amigos emo, y antes de que la ideología emo se haga tan popular así como vacía, yo misma me sentía identificada con esto, pensaba “¡Oh!, ¿Por qué mis padres no me entienden?” ó “Dios… ¿Por qué mis amigos no entienden mi estado de animo?”, técnicamente me sentía incomprendida, hasta que aprendí que la solución no es estarse lamentando de los males que te aquejan sino más bien darle la solución más rápida posible, es por eso que la ideología emo me parece bastante estúpida, falsa y egoísta, ya que pierden el tiempo en quejas y “demostraciones”, cuando podrían estarlo empleando en demostrarle al mundo que pueden salir adelante… –

Entonces, como les iba diciendo…

El tipo este se volvió emo, ahora supuestamente es un incomprendido y prefiere estar lejos de la sociedad encerrado en sus pensamientos estúpidos y su coraza que jamás pude romper y que ahora con el paso de los años me recrimino por haber querido hacerlo, ya que alguien así no vale la pena.

Pero entonces ustedes dirán, ¿Y que carajos tiene que ver el tipo pseudo-emo en el Karma?.
Paciencia mis queridos lectores, ya voy con la respuesta….

El tipo este, siempre me hacía sentir culpable por los problemas de nuestra “relación”, siempre le hechaba la culpa a mi edad, a mi personalidad, básicamente a todas las cosas que me rodeaban… Que porque decía malas palabras, que porque yo era muy niña, que porque yo tenía una personalidad “escondida” que no saco a flote porque mi inmadurez no me lo permitía en ese tiempo.

Pero seamos honestos, yo soy así, no voy a cambiar, quizás a mejorar con el tiempo sobre cosas que estoy convencida que no me hacen absolutamente nada bien, pero a mis 18 años supongo que ya debe estar definido el patrón de personalidad de una persona, ¿O no?.
Ahora que lo pienso, ¿En que carajos estaba pensando para pensar al menos que ese tipo me quería o algo?, ¡Que estúpida!

Y ahora pensándolo mucho mejor, parece que el karma lo cogió a cargo, puesto que el inestable es él… y el inmaduro es él, por eso no puede tener una pareja estable, y tampoco puede estar rodeado de mucha gente sin querer llamar la atención por su forma “idiota” de ser…

Y yo, como ustedes saben, sigo mi camino como siempre, con personas que van, vienen, se quedan o avanzan conmigo…

Dios sabe porque hace las cosas, ese tipo definitivamente no era para mi.

That‘s All.

Blogalaxia Tags: