Category Archives: expectativas que tu ni sabias que existian

¡Baños purificadores en carnaval!

¿Han sentido de pronto que un aura llena de paz los rodea?
Recolectando respuestas, muchas personas me han dicho que ese tipo de paz se alcanza solamente cuando estás a punto de morir y te arrepientes de tus pecados.

Para mí, no hay pecados.
Los limpié con un baño purificador.
Que contenía de esencia principal fortaleza, humildad y más que todo ganas de superación.
Con todos esos precedentes y la tranquilidad que me embarga por un desahogo inesperado durante este feriado de carnaval.

Sé que estoy lista para salir adelante y por fin superar todas las frustraciones del pasado.

Sin rencores, sin ataduras… solo salir adelante.
Respirar, analizar mis opciones ante mi vida, vivir el diario y no preocuparme en el futuro si no vivo bien el presente.

El presente es muy importante en la vida de una persona, ¿Cómo podemos vivir mejor el futuro si no tenemos bases con un buen presente?…

Mis errores simplemente quedaron en el pasado, junto con los sueños inútiles que algún día tuve.
No miento, pues aún sigo ilusionada con las miles de metas que tengo que cumplir…. Pero todas ellas sentadas con probabilidades reales, de poderse realizar a un corto plazo y no con sueños vanos que dependen de personas/situaciones para poder ser realizados.

No digo que soñar sea malo, sólo pienso que a veces uno puede poner demasíada fé en ese sueño y quizás sin darte cuenta dejes de lado tus expectativas reales y empieces a idealizar.
Idealizar es malo, te hace ver las perspectivas erroneas de las cosas reales.
Te muestra un universo inexistente, en el cual solamente puedes poner ilusiones vanas que al final te pueden doler muchísimo.

Quizás me haya vuelto una mujer de poca fé, pero sin querer… sé que la filosofía de este mundo de mierda es “Ver para creer” y yo tengo que remontarme a ver los sucesos para creer nuevamente.
Antes creía sin ver, lo que me hacía andar a ciegas y naturalmente desestabilizarme emocionalmente.

No me puedo permitir esta vez desestabilizarme emocionalmente, porque de mí depende mi exito o fracaso posterior.
Es un acto irresponsable de mi parte portarme con ligereza ante las cosas que tienen que ver con mi vida.
Pues como ya mencioné, de mí depende mi salud mental y poder convivir con mis demonios internos.

Que esos hacen que a veces me torture pensando que quizás no fue suficiente.
Por eso, como verán… este blog se inunda de buena vibra y les desea un buen comienzo de semana, que no se ve nada mal, puesto que es demasíado corta.

¡Buen karma para todos!

That’s All.

Sentimientos varios

Desde hace unos días, vengo escuchando una serie de halagos referentes a mí.

Siento que pese a las cosas que me han sucedido antes, las cuales no vale la pena mencionar, gran parte de la mujer que yo quería ser está saliendo a flote y eso me hace sentir más fuerte.
¿El sentir apoyo de tus seres queridos te hace sentir más fuerte?, ¿Qué les hace a esa gente especial apoyarte?, ¿Qué espera la gente de ti?

Ayer, conversando con David, de nuestra relación y otras hierbas, me dí cuenta que sin yo saberlo y estar en pleno conocimiento de mis facultades, yo ya tenía una meta a corto – mediano – largo plazo respectivamente.

¿Será entonces que mi cerebro trabaja sin que yo me dé cuenta? ó ¿Quizás mi despistadez es tan grande que ni yo me doy cuenta de las cosas que pienso?… No lo sé.

Pero sin irme por las ramas, a lo que quería llegar, es que fui capaz de darle una respuesta que sin querer me dejó totalmente estupefacta.
Hablé de un plan de vida, algo que inicialmente no creí que tenía… Y es que a mis 18 años no me había puesto a pensar más allá de que es lo que quiero de mí para el siguiente año. Siempre decía “Ok… nuevo año, nuevo comienzo”, pero ahora me doy cuenta que he estado construyendo algo, que ese algo realmente existe, que esa meta está presente en mi vida, y lo que es mejor ¡Pude expresarlo!…

Muchas veces quise complacer a mi familia, a mis amigos, a la gente que está a mi alrededor, para simplemente hacerlos felices, porque creía que si ellos eran felices yo también lo sería. Pero no, no fue así.
Ayer me sorprendí reclamando mis derechos – Si, reclamando -, cosas que no suelo hacer.
En otros momentos de mi vida, me hubiera resignado a no ir más allá de lo que otras personas te podrían dar… Pero la gente no te da nada si tú no lo pides.

“El que no llora, no mama” dicen por ahí. Y en este mundo tan desagradecido y tan poco valorador de causas justas, creo que es tiempo de hacerles un recordatorio a todas mis personas especiales de cuanto me importan y cuanto quiero que me demuestren que les importo.
Porque si para mi es importante demostrarles cuanto los quiero, ¿Por qué ellos no pueden demostrarme a mi cuanto me quieren?…

En un mundo tan lleno de variedad en cuanto a personalidades se refiere, quiero acotar una nota final a esta pequeña vivencia de mi cerebro.

No se trata de que tan demostrativo seas, se trata de cuanto te nazca amar a una persona… El resto, es solamente puro idealismo.

That‘s All.