Category Archives: de algo tiene que servir tener un blog

Lo que un año ha hecho de mí.

Seres que me leen en el universo paralelo del internek (ya simón..)
Debo informarles que el recluimiento se extiende, no por obligación – ya que estoy castigada debido a la pasada de copas que me metí hace una semana – sino por precaución/mejoras/sorpresa/burbujas a mi alrededor/(inserte aquí su opción más acertada)

Me siento bien.
En todo el sentido de la palabra.
Luchando siempre, Sino, ¿De qué estaría hecha?

Lo estoy superando al fin y me alegra saberlo.
Ya no me preocupo, no siento la presión, simplemente… vuelo.
En mi música, mis ideas, mis proyectos, todo lo realizable que me quedaba y he retomado…

Varias ideas cruzan por mi mente al querer reorganizar mi vida, al principio luchaba por volver hace un año y retomar todo lo que dejé..
Pero después me pregunté, ¿Para qué?
Para seguir pensando que la mejor solución en mi vida es vivir alejada de la gente que me ama y ha estado conmigo, para encerrarme en mi soledad y demostrarle al mundo que soy capaz de ser independiente solamente porque cumplí la mayoria de edad.

Ehmmmmm… creanme, narrado de esta manera aunque suene más elegante no deja de ser patetico.
Un año ha hecho de mí ver las cosas de otra manera, y no… no es que Voldemort (osea, para los que no han leído/visto harry potter – El-que-no-debe-ser-nombrado) haya influenciado en mi vida, quizás debo estarle agradecida de cierta manera en que contribuyó a que sea capaz de ver en mí todo el potencial que yo ignoraba que existia en mi ser.

Y es que a veces, los seres humanos no somos capaces de vernos a nosotros mismos, simplemente creemos que valemos menos porque no tenemos la madurez suficiente para solucionar los problemas de la forma en que “al mundo” le hubiera gustado que los resuelvas.
La teoría es básicamente así: Yo resolví mis problemas como mierda me dió la gana, si te importa o no te importa como los haya resuelto es muy tu problema y sé feliz al respecto, pero en lo que a mi respecta si yo soy feliz, JO – DE – TE.

Algo así como, primero yo, segundo yo, tercero yo, cuarto yo, quinto mi familia, sexto mis panas, y septimo lo que venga.
Y no es que una sea egoísta ni mucho menos, aunque denote lo contrario baso mi teoría en algo que les explicaré a continuación:

Si yo, Danna S. Hanna A. no me amo, no soy capaz de reconocer mis virtudes en torno a las grandiosas cosas que he hecho para estar bien y para poder labrarme un nombre en el corazón de cada una de las personas que están a mi lado, ¿Como carajos puedo amar a las personas que darían la vida por mí?…
Es por eso que el orden de valores está así y jamás debió haber cambiado, pero supongo que todos en su vida a veces pasan por etapas de transición y se preguntan ¿En qué carajos estaba pensando?

Entonces, explicado de una vez el motivo por el que estoy alejada de todos los seres vivientes de la tierra que no viven conmigo, añado también que les tengo una sorpresa para mi retorno.
Y no, no estoy embarazada, solamente quiero regresar al mundo exterior cuando esté totalmente curada, porque sé que en mi estado anterior lo unico que hacía es perjudicar al resto, que se preocupan por mí y no quieren verme mal.

Y lo valoro, creanme, a cada uno de ustedes personas especiales de mi vida, pero es tiempo que yo empiece a preocuparme por mí misma.

That’s All.

Mi abuela es desesperante

Los abuelitos, son los papás de mis papitos… nos quieren como a sus hijitos.

¡QUE MENTIRA MÁS GRANDE!

Bueno, no del todo… quizás la mayoría de ustedes hayan tenído unos abuelos perfectos, cariñosos, que les contaban y recontaban las historias más increíbles de la vida.

Yo no los tengo.

Mi abuela es la señora más desesperante de la vida, no he conocido una mujer más fastidiosa que esa… Disculpen, me dirán antisocial, pero la verdad es que ella y yo no nos soportamos más de un día juntas, es una especie de repelente para mi buen genio.

Algunos me dirán, es que tienes que tener paciencia, quizás es la edad… Pero mi abuela tiene 52 años, es relativamente joven, así que no aplica la de “aguantale… ya está viejita”.

¿Por qué escribo esto?…

Es bien conocido por todos los que me conocen que yo detesto ir a la casa de mis abuelos, de hecho… tengo una relación bastante “cordial” con la familia de mi mamá, pero no son personas que me agrade ver todos los días ni mucho menos tener 100km a la redonda.
Así que hoy ante la insistencia de mi mamá (¡Vas porque vas! no puedes seguir postergando ver a la abuela 2 meses más, ¡Carajo!) y de mi hermano (Por favor, no me dejes solo… Te lo suplico Danna), tuve que estar medio día con mi abuela en el mismo lugar, por más de 8 horas.

Como es natural, se pasó retandome porque escuchaba música en mi cell (La generación de ahora no entiende, te vas a quedar sorda, le voy a decir a tu mamá), que porque me levantaba a cada rato, que porque iba cada dos minutos al baño… Sinceramente no lo soportaba.

Y hasta cierto punto me siento “anormal”, todas las personas que he conocido hablan maravillas de sus abuelos, y me parece turro que yo no pueda decir lo mismo de mi abuela.

Muchas veces mis amigas sobretodo me han cuestionado por la forma en que me expreso de mi abuela, me dicen que cuando muera típico seré la primera en estar llorando…

Amo por sobremanera a mi mamá, pero no soporto a su madre.

Que Dios me perdone, la hipocresía no es lo mio…

That’s All.