Category Archives: cuando la gente cree que vives en un mundo rosado

¡¡¡Sigo viva!!!

Hola a todos!

Con las novedades de que ya estoy muchisimo mejor… tanto animicamente como fisicamente, me alegra millón encontrarme con comentarios suyos al abrir mi sesión, fue chéverisimo… me dieron demasiados animos de volver, pero… aún no estoy lista.

Estoy demasíado feliz.
Siento que al fín gracias a Dios pude manejar mis sentimientos y todas las cosas de mi alrededor… a veces creo que soy de curación rapida, pero luego me doy cuenta que mi buen tiempo me ha tomado estar como estoy actualmente.

Me costó perder panas, me costó probar la verdadera lealtad de varias personas, pero sigo aquí.
Son los que están y están los que deben ser, no esperaba ni menos ni más.

Sobre mi PC, debo decirles que murió y estoy jodiendo a mi papa por conseguir otra, estoy a dos minutos de solucionar el problema de mi celular y estoy casi casi segura que voy a salir adelante.


A veces es bueno dejar el pasado donde está.

y NO, no me refiero a Voldemort, quien ahora me doy cuenta que es necesario pero no indispensable, que soy feliz cuando estoy con él pero no es suficiente… y eso me hace sentir tranquila infinitamente.
Sé que las cosas van por donde deben ir, sé que las cosas son lo que deben ser, ni más ni menos… por eso tengo la conciencia tranquila y sé que puedo ver atras y no sentirme mal por mi pasado, sino más bien sentirme contenta por la experiencia que me dió la vida.
Es una pena que muy pocas personas sepan acerca de eso, pero ¿Qué les diré?…
Volviendo al punto, no se trata de Voldemort, más bien… se trata de que la lección numero uno del libro de petete es que no se remueve el pasado porque no se obtienen cosas buenas, más bien… te das cuenta que por eso es pasado.
En resumidas cuentas, estoy bien… me siento bien, simplemente necesitaba a mi vieja linda, a mis hermanos, a los mios.. para sentirme más sana, fisica y emocionalmente…
Ni yo me reconozco… Las cosas pintan excelente.
¡¡Gracias Por el apoyo!!
That’s All.

Las nubes de colores en mi vida

Debo admitir que desde que tengo uso de razón siempre he tenido dos lados de la película bien marcados en mi obra de teatro llamada vida.
Como ya todos ustedes mis queridos lectores saben – y los que no lo saben enterense – mi papa y mi mama se divorciaron cuando yo tenia 8 años.
Si me preguntan ahora, no recuerdo absolutamente nada de lo que fue mi vida al lado de mi papa, y sinceramente no me interesa recordarlo puesto que no es algo que me inquiete el pensamiento ni me abrume día a día.
Cuenta la leyenda que yo tome muy suave la separación de mis padres, seguí con mi vida como si nada hubiera pasado, lo cual provoco en mi que a mis 13 – 16 años tenga una época de oscurantismo… Según dicen porque reprimí mis sentimientos de “furia y dolor” en el momento que mis padres se separaron.
– Esta versión me la contaron, sinceramente y hasta ahora creo que el divorcio de mis padres nunca me afecto, sino mas bien, creo yo, que fue la época en que tenia que moldear mi carácter y por ende tratar de equivocarme un par de veces hasta lograr ser lo que soy ahora, una adolescente – adulta –
Pero mi opinión en este momento es irrelevante, ya les digo porque.
Mi mama es una mujer de 40 años, luchadora, fuerte, siempre ha puesto a mis hermanos y a mi muy por encima de todas las cosas que para ella hayan significado un bien común, es decir, incluso hasta de su propio trabajo, muchos dicen que ella es la causante de mi comportamiento excesivamente “rosado” y “positivo”, ya que los que viven conmigo saben que mi mama me “engríe” mucho.
He vivido con mi mama desde que ellos se separaron y la verdad es que no me molesta, tiene un genio bastante pesado, pero llevadero si te acostumbras, es un poco estricta con las reglas en mi casa pero no me quejo pues después de todo ese es su trabajo en el mundo, guiarme por el camino que ella cree que es correcto aunque a mi no me guste mucho que digamos.
Los problemas surgen en mi vida a raíz que viene el elemento “B”, es decir, mi papa.
Mi papa es un hombre de 39 años, productivo desde que termino el colegio, no se graduó con honores por eso nunca me exigió que sea igual, salvo que pase siempre de año y que nunca le den quejas, de mas esta decir que no cumplí ninguna de las dos cosas, puesto que en mi época de oscurantismo también perdí un año – por vaga, no por bruta – y siempre le pasaban dando quejas mías en el colegio porque era bastante majadera, pero eso es otro tema.
En todo caso, el siempre ha hablado conmigo de la vida “real” o al menos eso cree la gente que me rodea, habla acerca de que yo al salir del colegio tuve que haberme dedicado expresamente a trabajar y a pagarme mis estudios y no depender de mi madre y su dinero. La verdad como siempre lo he dicho aquí, eso me es irrelevante puesto que yo siempre he visto la forma de solventar mis gastos desde que tengo 18 años y no necesariamente recurriendo a mi mama, porque de hecho, me siento bastante incomoda.
Libanes como el solo, mi papa siempre ha visto por mi “bienestar” económico, al querer que siempre haga cosas “productivas” y no que “me quiten el tiempo” – a esto se refiere con ir a la universidad -… Siempre estuvo en contra de mis sueños que a el no le resultaban economicamente factibles, por ejemplo, mi mama siempre me pago las clases de flamenco y de ballet, los cursos de ingles que jamas termine, mi especialización en el colegio – sociales – y ahora mi carrera – Comunicacion Social -…
Una vez explicadas ambas influencias directas en mi vida, les contare de donde viene el dilema con mis padres…

Resulta ser que yo tengo una personalidad bastante carismática y risueña, positiva hasta la medula, siempre creo que las cosas van a salir bien ya que uno atrae lo que piensa siempre, velo mucho por mis panas y daría la vida por mis mejores amigos, me gusta tener orden en mi vida y me gusta que las personas que estén en mi vida también sean ordenadas, trato en lo posible de siempre hacer las cosas bien para no afectar a las personas que están a mi alrededor, pues la gente no tiene la culpa de mis problemas o frustraciones; Siempre me verán con una sonrisa en el rostro, salvo cuando me enojo, lo cual es bastante raro… y si lo hago, procuro no demostrarlo con la parte afectada, ya que soy yo la que me amargo por el mal que me han hecho. Siempre he tratado de ser un amanecer de colores en la vida de las personas que me importan ya que no tengo porque amargar a la gente que me rodea con mis problemas.

Entonces, después de la breve biografía que he hecho de mi, y aun siendo conciente de que nadie elige a los padres que se tienen ¿Creen que vivo en mundo rosado y soy una confiada de miércoles que cree que aun hay almas buenas en este mundo?

That‘s All.