Category Archives: cosas de la vida

adorablemente insoportable

Yo solo sé que hace unos momentos eras como mosquito en epoca de lluvias.
Insufrible e insoportable.

y no sé que sucedió en el transcurso del tiempo, porque acabaste enviandome regalos que creí desperdiciados en causas que no tenían razón de ser.
predicandome un amor que yo jamás creí ver.

ofreciendome un futuro que según yo existe en una canción de arjona, la cual odio y disfrutas cantarla para tu deleite en verme mal.
porque sabes todo lo que me disgusta y aún así lo haces porque según tú eres “despistado e impulsivo”

si, claro…

disfrutas imaginando lo cabreada que me puedo poner porque te gusta verme histerica.

te costó “trabajarme” para que al fín te haga caso.

a mi me costó más demostrarte lo que me gustabas desde antes.

peace and love…

That´s All

No hay inspiración..

Supongo que llega un momento en la vida de todo blogger en que hace una pausa y se pone a pensar cual es el objetivo de tener una página online donde cuentas tus cosas.

En la red no hay privacidad, la privacidad se pierde en el momento que dejas tu anonimato atrás poniendo tu nombre que fácilmente puede ser hayado por la millonada de buscadores que existen.

Yo nunca fui anónima.
Siempre use mi nombre, pague el precio de ser como soy y escribir lo que me daba la gana.
Bien o mal a algunos les gustó.

Otros simplemente dejaban su insulto con el fin de hacer que me sienta mal (?), o liberar su propia frustración insultando al prójimo, que se yo…

Con 5 años bloggeando llegue a pensar que ya había dicho todo lo que tengo que decir, estaba pensando en cerrar esto y decir “que caso tiene seguir” hasta que me di cuenta que mis palabras eran ciertas y que yo no les escribo a ustedes.

Escribo para mí y aún tengo muchas cosas que decirme.

Peace and love…

That’s all.

La templanza…

Estoy en un momento de mi vida en que nada me puede describir mejor que el significado de esta carta.

Mi vida está adquiriendo un orden sentimental que jamás imagine, puedo decir que actualmente gozo de atributos que he ganado a lo largo de esta batalla interna.

Lucha de sentimientos…

Cuando tienes ese tipo de cosas hay dos soluciones, la primera es seguir tu vida saliendo con cuanto cretino se te plante en el camino soñando que quizás este si sería tu “príncipe azul”, consiguiendo una legión de vampiros que sólo van chupando pedazos de tu alma. Beber… Beber mucho porque así se ahogan las penas, bailando para sudar y librarte de esa humedad que deberían ser lágrimas.

Lágrimas de frustración, de dolor, de rabia.
Pensando que pudiste haber hecho mal, si lo entregaste todo… Todo al punto que te quedaste sin nada que dar…

O la segunda opción.

Luchar.

Luchar para seguir adelante, llorando lo que debiste llorar, guardando tu dolor sólo para ti, para nadie más.
Nadie tiene por qué enterarse de tu dolor, ni sufrir las consecuencias de tu frustración.
Las lágrimas silenciosas, los desahogos nocturnos, el duelo que guardas, es sólo tuyo…
Nadie tiene porque quitarte el derecho a llorar, al final… Es una pérdida la que se sufre.

Pero aquí viene lo bueno, la pérdida no la sufriste tú.

Una vez que lloras, pataleas, respira… Si aún sientes dolor, aprende a respirar… Y mientras lo haces, medita… Aprende, observa, repiensa, razona…

Cuando hayas hecho todo esto, llora otra vez si tienes ganas, desahogate, hasta que ya no tengas más ganas de hacerlo…

Cuando te pares y veas lo hermoso que tiene tu alma, capaz de sentir, capaz de vivir, siendo feliz solamente con la gente que ha estado contigo mientras tu aprendías a convivir con el huésped aka llamado dolor, sabrás al fin que ha llegado el momento de pasar la página y dejarlo ir.

Dejarlo ir, no es dejar de sentir, es aprender lo bueno y deshechar lo malo.
Quedarte con la experiencia…

… Al final, y sólo al final… Sentirás la paz de la templanza, aquella que te dice “estas lista, puedes seguir adelante, ya ha pasado, ordena tus sentimientos y vuelve a enamorarte”…

Y sólo me tomo 8 meses.

Peace and love…

That’s All.

Soy una bella mujer

Adoro los momentos en que te pones a pensar y a recordar que hubieras hecho diferente a lo que has hecho.

No soy persona de arrepentimientos, más bien.. Creo que me he mostrado siempre hechada pa’ lante en ese aspecto.
Si la he cagado, asumo mis errores y encaro las consecuencias de mis actos.
Pero no puedo evitar preguntarme que hubiera pasado si hubiera hecho de forma diferente tantas cosas…

Quizás no tendría la experiencia que tengo ahora ni tampoco la fortaleza para poder aguantar grandes golpes.

Este año precisamente ha sido de eso, de reflexiones… De todo lo que he hecho mal a lo largo de mi vida, este año me ha enseñado a pensar antes de actuar, a analizar antes de hablar y al mismo tiempo a ser rebelde cuando debo serlo.

Pero no la típica rebeldía de adolescente, más bien… Esa rebeldía que te inspira a diario a ser una mejor persona, para ti, porque tu así lo quieres, porque tu serás la única beneficiada.
Por primera vez en millón tiempo puedo decir que estoy en paz…

Y no es que la vida me haya mortíficado, sino que al ser una drama queen te acostumbras a ese auto sufrimiento impuesto que a veces llega a ser tu propio karma.

Yo ya no tengo karmas, considero que he pagado lo suficiente y hasta de más… He tenido bajas grandes, pero también he aprendido que la estabilidad emocional no me la da nadie más que yo.
Estoy orgullosa de mi misma, de saber que he aprendido la lección…

Y como le decía a Roxie, soy una bella mujer por dentro y por fuera… De casi 20 años… ¡Brindemos por eso!

Peace and love…

That’s All.

¡Salgan de la burbuja, por favor!

¡Hola a todos!

Primero que nada, quiero agradecer a todos por sus comentarios en cada una de mis vivencias, en serio me alegra recibir tantas manifestaciones de afecto por este medio tan frívolo como lo es el internet.

Se que he sido bastante inconstánte a lo largo de estos 4 años como blogger, pero ahí vamos dándole y luchando por seguir manteniendo mi línea de inspiración, como lo he dicho muchas veces, yo no pretendo hablarles de cosas “interesantes” que en realidad poco o nadie entiende, tampoco soy geek ni mucho menos… Simplemente me limito a relatar las cuestiones que me pasan y desahogarme de vez en cuando.
Para mí, el blogging es un hobbie, no gano nada exponiendo mi vida a vista y paciencia de mis lectores, pero lo hago por mero gusto y placer… Porque soy excibicionista y descarada y así les gusta leerme y así me gusta ser.

Disculparan a todos los que les dije que iría al barcamp y no lo hice, en realidad fue por razones meramente personales… Ya será el próximo año, cuando las aguas se calmen y a los posers se les pase.
Entiendo que a todos nos guste la tecnología, que yo no me llevo bien con la nueva era 2.0 no quiere decir que no me agrade, al fin y al cabo, tengo un blog, tengo cuenta en twitter y salgo del humano promedio que “navega por gugle”, “chatea por mesinyer” y “revisa su hi5”; lo malo de esto es cuando te vales de tu “basto” conocimiento para ser más “interesante” que el humano promedio.

Aceptemosló, ser nerd es chevere hasta cierto punto, pero de eso… A quedarme en mi casa un viernes/sábado por la noche por estar bajando porno, no pega para nada… Hay algo que se llama “vida real” y “mundo exterior” que a veces… Suele ser bonito y refrescante.

No es por ser batracia, pero me emputa esa gente que cree que por ser diseñadores/programadores/técnicos/(inserte aquí profesión geek de su preferencia) crean que son la 8va maravilla del mundo.

Señores, todo en demasía es malo, de vez en nunca es bueno salir de la burbuja para apreciar que maravillas posee el mundo exterior.

Peace and love…

That’s All.

Ciertos acontecimientos…

Disculparan por la falta habitual de posts, pero la verdad es que he estado bastante ocupada.

Esta semana me pasó de todo, mi abuelo se operó, me tope con viejos amigos, puede que consiga trabajo 😀 así que orenle a San Chuchito para ver que tríp…

Es bueno saber que me estoy despejando física y emocionalmente… Cuando me tope con un amigo esta semana en el centro mientras iba caminando, me dejó pensando… Fue bueno que en vez de decirme “china que te paso!! Estas gordisima!” te digan “china estas guapisima ¿que te hiciste?” … Son esas pequeñas cosas que te llegan, no por el hecho de estar bien físicamente sino porque estas conciente de que estas haciendo bien las cosas esta vez…

Por el momento eso es todo, quisiera poder relatar más los acontecimientos pero la verdad es que dicen que no es bueno comentar las cosas antes de que se concreten, así que…

Peace and love…

That’s All.

Son las cosas de la vida… Nunca me acostumbraré…

¿Y tonz que mijo?, ¿cómo mismo vamos?…

La verdad, cada día siento que voy avanzando, con todas las reflexiones y cuestionamientos que me hago, se que he aprendido a quererme a mi misma sin importar lo que digan los demás.

Hoy en la madrugada, hablando con mi mejor amigo, contándome ciertos encuentros y esas cosas… Me puse a recordar, últimamente evitaba escribir de esto no por miedo, sino por el hecho de que sentía que si no lo mencionaba iba a estar menos presente.

Me funcionó, pero hasta cierto punto… Pues uno no olvida lo vivido, y se que ahora realmente estoy lista para pasar la página, pues no siento que el “hubiera” sea algo necesario, más bien… Hice todos los “hubieras” posibles, que me dan ahora esa sensación de paz absoluta, que hace rato buscaba.

Ahora al pensar en esa etapa de mi vida me da nostalgia por ver todo lo que entregue, lo que ame y lo que recibí como recompensa… Y tengo una sonrisa en los labios porque al contrario de esa persona yo luche con mis demonios internos abiertamente, nunca fui hipócrita con mis pensamientos… Pero no lo culpo, supongo que cada persona tiene su forma de recuperarse, la mía fue sin lugar a dudas la soledad y el apoyo de las personas que quería.

7 meses exactos después de eso, puedo decir que he crecido mucho como persona, aprendí a valorar lo que entregaba y saber a quien darcelo.

No me arrepiento, pero tampoco lo volvería a hacer….

Después de todo, no se puede ser cojuda dos veces ¿verdad?

“tu me puedes destruir o salvar, 2 palabras bastarán”… Ya me salve, gracias a Dios.

Peace and love…

That’s All.

¡Hasta cuando padre Almeida!

Esta semana no ha sido muy buena.

Jose y yo hemos tenido problemas tras problemas encima.
La sensación de que te metan dagas por la espalda realmente es dolorosa, muy muy dolorosa… Si lo sabré yo, que tengo un trauma personal con esas pendejadas, literalmente.

Si, una semana de infierno… Creyendo que los demonios están en la tierra simplemente para torturarnos..

Pero yo siempre le veo lo bueno a las cosas, y lo importante de esto es que hoy más que nunca se que tengo al mejor amigo del mundo, que está en la tierra como mi ángel personal, apoyandomé y yo hago lo posible por apoyarlo también… Que buen team que somos, con el paso de los años vamos mejorando…

En cuanto a mi, les diré que fuera de los problemas, cada día estoy muchísimo mejor, el día viernes planeo salir con mis amigas como en los viejos tiempos, la estoy pasando de lujo, literalmente… Espero que todo siga así… Hablando en general.

Gracias a todos por leerme,

Peace and love…

That’s All.

Seguridad social

De niña siempre me repetían que cuando una se va a casar, siempre tiene que hacerlo con alguien mejor, que a medida de que conozca personas deben estar a mi altura… Y no es que a mi familia le importen las clases sociales o anden viendo a las personas por debajo del hombro, más bien… Siempre decían que era porque querían mi felicidad o lo que mejor me convenía.

Durante los primeros años de mi vida nunca preste oídos a esas cosas, siempre andaba con las personas que me caían bien o que tenían algo especial que me llamaba la atención… Me deje llevar por mis instintos inmaduros y por mi “capacidad” de saber elegir bien a mis amistades/”amores”.
Ganandome el apelativo de “wachagnon” porque según mis más allegados soy amiga hasta del perro y del gato que me conoce.

Lo cómico de esto es que así como hice amigos también hice “enemigos” muy por debajo del promedio de inteligencia normal, ya que las personas que son “menos” que tu, por así decirlo (no pretendo hacer un post clasista) siempre verán algo malo en ti por un efecto que yo no contaba, algo que pinta de verde correa el rostro de cierto tipo de gente… La envidia.

Mis padres, en su infinita sabiduría, hablaban con la voz de la experiencia….
Hace poco, tuve la oportunidad de hablar con mi papá… Quien me dijo que generalmente las personas en este mundo desean lo que tu tienes para aprovecharse o sacar algún beneficio de ti…. Por eso, debes saber a quien le das tu amistad, estar atentos a quien le ofreces tu amistad sincera y a quien “le haces el favor de saludar”… Esto último no me lo tomó tan literal ya que considero que el saludo no es de nadie y tampoco se debe negar.

Parece que todos los humanos normales son concientes de esto, andan en grupos…. Con ideales afines y status promedio, yo misma soy miembro de algunos grupos, pero en mi caso es más especial porque no me encasillo en ningún grupo, más bien… Pretendo tener ideales variados.
Aun no decido si eso es bueno o malo, pero debe ser bueno porque me permite tener una diversidad enorme al querer entablar un tipo de conversación indicada con la persona ideal para el tema.

También hay otro grupo, al que yo he llamado “arribistas”… Que tienen una cortina de humo para lo que son realmente y ponen a superficie una personalidad falsa para atraer más gente y poder decir que tienen “muchos amigos”…. Esa gente no merece ni mi lástima, porque cuando abren los ojos se dan cuenta que realmente nunca tendrán a nadie que les pueda dar la mano, ya que todos terminan dándose cuenta que clase de personas son.

Que triste debe ser tener una vida así….
Peace and love…

That’s All.

No existen mensajes subliminales

Cuando estas en una relación, tienes dos caminos, el de tomar las cosas literalmente y seguir adelante como te lleve el viento y el segundo, y por supuesto más popular, es el de creer que las cosas que te dicen tiene un mensaje subliminal escondido.

Yo misma pase muchas veces de mi vida analizando y reanalizando las palabras que me decían, buscándole sentido al porque del porqué, preguntando razones a los sentimientos y no simplemente dejarlos ser.

No pretendo ser una catedrática en relaciones, pero si considero que tengo un masterado en caerme y volver a levantarme, porque así soy yo… Valiente y luchadora, supongo que eso viene en los genes y debo estarle agradecida a azucena por haberme enseñado a luchar por lo que quiero.

La cuestión es que hay una línea muy fina entre lo que quiero y lo que es necesario y peor aún lo que es saludable para mí emocionalmente o físicamente hablando, a veces lo que se quiere te puede hacer feliz por un minuto pero a la larga te puede hacer bien miserable y entrar en un círculo vicioso de sufrimientos innecesarios.

Yo personalmente y creo que ustedes también de cierta manera fueron testigos ocultos de esa metamorfosis en mi vida, sólo yo sé cuán duro fue para mí llegar a donde estoy y comprender que lo que quiero no es necesariamente lo que me hará feliz… Que mi salud mental es más importante que cualquier otro sentimiento que podía tener en el pasado… Y por sobre todas las cosas tener la fuerza de voluntad para perdonarme y olvidar y saber que el hecho de que me haya equivocado una vez más no quiere decir que sea estúpida, sino más bien que soy más humana.

Si señores, los errores nos hacen más humanos, nos hacen crecer y saber lo que es bueno y es malo… Dios en su infinita sabiduría nos dio la libertad de poder comprobar por nosotros mismos nuestra capacidad de aguante y esa es la que se pone a prueba cada vez que la cagamos y volvemos a cagar.

Peace and love….

That’s All.