Category Archives: con las cosas que uno se encuentra en el camino

Un post personal, para variar un poco…

Y bueno, empecemos…
Hace mucho tiempo no escribía un post personal, supongo que a eso le llaman vida o es lo que yo quiero creer. En todo caso, les resumiré un poco en qué ando.
Es mi segundo año en la carrera, luego de que abandoné mis estudios en Ecotec y decidí cambiarme a ESPOL, me ha ido bastante bien, la carrera no es como lo esperaba, muchas veces se piensa que por ser “la mejor universidad del país” será perfecta, y nos ha tocado pasar las de Caín. Más que todo por el hecho de que no se respeta la importancia de la carrera o porque hay gente pendeja “cargame las puertas” que son de la filosofía “calla que todo estará bien”, en todo caso he tratado de luchar y conseguir poco a poco los objetivos.
Los horarios no ayudan en nada y mis semestres son de 3 a 5 materias, así que no sé que tan rápido pueda graduarme a ese paso. Sé que en algún momento tendré que tomar la decisión de seguir trabajando o dedicarme por entero a mi carrera, pero mientras pueda continuar como estoy, postergaré esa decisión tanto como pueda.
Mientras tanto, les cuento acerca de mi vida laboral.
Ha pasado un año, más o menos, desde que entré a la radio y he aprendido muchísimo. Quizás un poco más de lo que a veces se aprende en la universidad, gracias a Odin tengo un equipo de trabajo que me ha dado su confianza y además puedo desarrollar ideas de forma creativa para el crecimiento de las cosas que hago, no me puedo quejar, me gusta y lo disfruto. 
A veces es bastante jodido el tema de la locución, debo ser sincera, la verdad jamás hubiera pensado en ejercer mi carrera en radio, al principio fue un martirio porque no me gustaba como lo hacía, tenía una voz muy chillona y de niña, incluso aún la tengo, pero he tratado de mejorar todo lo que he podido. Incluso con el asunto de la expresión, siempre he sido bastante parca y lo mio no era destacar, aún así he podido cumplir con mis metas y ahora, si bien es cierto no es fácil, tampoco es el fin del mundo.
Emocionalmente estoy muy bien, conseguí la estabilidad que quería hace mucho tiempo, deshice demonios internos y todo está perfecto. Mi duda ahora es como hacer que esa perfección se vuelva imperfección y más humana. A veces las mujeres somos muy quisquillosas, no sabemos lo que queremos. 
Siempre pedimos al principe azul pero cuando lo tenemos buscamos al pirata que nos haga sentir basura y nos maltrate, nunca lo entenderé. Sin embargo, supongo que eso es retroceder hacia un par de años donde no sabía que hacer con mi vida y debo acostumbrarme al estado permanente de inconformidad que forma parte del ser humano.
Por último, tomé una decisión sobre qué hacer con este blog…. Muy pronto, no sé exactamente cuando, cambiaré el dominio y esas cosas tecnológicas de las que no sé mucho, teniendo en cuenta que recién actualicé a blogger nuevo hace un mes y el diseño de mi página es de la época de Los Picapiedras, no sé cuanto tiempo me tome.
Reconozco (sé que lo hago mucho) que he dejado abandonado este blog, como mi vida, viviendo un poco el día a día y no el todo que forma parte de… (!) Ustedes entienden.

Cuenta regresiva…

7 semanas para cumplir 21 años.

Nunca entendí cuando la gente me decía a medida de que pase el tiempo empezarás a ver las cosas de una forma diferente.
Y quería creer que siempre tendría la misma mentalidad libre, la misma voluntad desmedida de analizar las cosas, de concluir siempre que por obra del espíritu santo mis acciones no tendrían consecuencias.
Me equivoqué.
Llegué al día en que mido mis palabras, al día de no sentirme atada pero si mermada por mi conciencia sobre el peso de mis palabras… porque una persona me dijo un día: “Vas a llegar al día en que pensarás antes de actuar/decir/escribir cosas que el enojo te hace decir”.
Y llegó.
Tarde o temprano todos iniciamos el proceso de madurez, unos antes que otros, pero llega el momento en que tus sentimientos no te pueden manejar, debes conservar la cabeza fría y analizar.
– Analizar que no todos están en tu contra, simplemente tienen diversas opiniones.
– Analizar que no puedes cambiar la mentalidad del mundo, pero si puedes darle al mundo un mejor concepto.
– Analizar que cuando te atacan sin razones tienes que callar y pensar, porque si respondes con violencia la gente pensará que el ataque tiene razón de ser.
– Analizar que siempre hay gente a la que no le caes bien, pero tampoco eres monedita de oro.
Y el último que aprendí es: no le des consejos a personas que no tienen ganas de ser aconsejadas.
El mundo está lleno de pruebas, unas más duras que otras, solo nos queda salir adelante y en el camino no debemos olvidar que todas las personas en esta vida son ciclicas, – siempre les repito esto, lo sé – porque un día no sabrás como se encuentra la persona que está a tu lado, si estará contigo o será tu enemigo.
Es verdad que muchas veces uno debe cometer sus propios errores para aprender, los consejos siempre existen, pero yo he aprendido a saber de quién escuchar consejos para ser mejor.
Además, tenemos un mejor amigo que debe acompañarnos en el tema madurez: El sentido común.
Peace and love…
That’s All.

¡Baños purificadores en carnaval!

¿Han sentido de pronto que un aura llena de paz los rodea?
Recolectando respuestas, muchas personas me han dicho que ese tipo de paz se alcanza solamente cuando estás a punto de morir y te arrepientes de tus pecados.

Para mí, no hay pecados.
Los limpié con un baño purificador.
Que contenía de esencia principal fortaleza, humildad y más que todo ganas de superación.
Con todos esos precedentes y la tranquilidad que me embarga por un desahogo inesperado durante este feriado de carnaval.

Sé que estoy lista para salir adelante y por fin superar todas las frustraciones del pasado.

Sin rencores, sin ataduras… solo salir adelante.
Respirar, analizar mis opciones ante mi vida, vivir el diario y no preocuparme en el futuro si no vivo bien el presente.

El presente es muy importante en la vida de una persona, ¿Cómo podemos vivir mejor el futuro si no tenemos bases con un buen presente?…

Mis errores simplemente quedaron en el pasado, junto con los sueños inútiles que algún día tuve.
No miento, pues aún sigo ilusionada con las miles de metas que tengo que cumplir…. Pero todas ellas sentadas con probabilidades reales, de poderse realizar a un corto plazo y no con sueños vanos que dependen de personas/situaciones para poder ser realizados.

No digo que soñar sea malo, sólo pienso que a veces uno puede poner demasíada fé en ese sueño y quizás sin darte cuenta dejes de lado tus expectativas reales y empieces a idealizar.
Idealizar es malo, te hace ver las perspectivas erroneas de las cosas reales.
Te muestra un universo inexistente, en el cual solamente puedes poner ilusiones vanas que al final te pueden doler muchísimo.

Quizás me haya vuelto una mujer de poca fé, pero sin querer… sé que la filosofía de este mundo de mierda es “Ver para creer” y yo tengo que remontarme a ver los sucesos para creer nuevamente.
Antes creía sin ver, lo que me hacía andar a ciegas y naturalmente desestabilizarme emocionalmente.

No me puedo permitir esta vez desestabilizarme emocionalmente, porque de mí depende mi exito o fracaso posterior.
Es un acto irresponsable de mi parte portarme con ligereza ante las cosas que tienen que ver con mi vida.
Pues como ya mencioné, de mí depende mi salud mental y poder convivir con mis demonios internos.

Que esos hacen que a veces me torture pensando que quizás no fue suficiente.
Por eso, como verán… este blog se inunda de buena vibra y les desea un buen comienzo de semana, que no se ve nada mal, puesto que es demasíado corta.

¡Buen karma para todos!

That’s All.

La estrategia

Como les iba diciendo, mis papás tienen pensado un viaje para mí.
Pero, yo no me quiero ir.

Es que yo soy del tipo de mujer simple, esa que necesita solo a la gente que le importa para ser feliz.
Las cosas materiales vienen y van, un día estás arriba y otro día ni te recuerdan.
Entonces, el que me conoce un poco sabe que yo tengo todo lo que necesito y quiero aquí, en mi ciudad.

La posibilidad de irme de viaje es buena, de hecho lo estaba pensando como se lo dije a Roxana, pero el motivo por el que me envían no me cuadra del todo.
Después de todo, considero que soy una persona suficientemente madura como para poder salir de las malas situaciones sin la ayuda de mis padres.

Desde que yo recuerdo, cada vez que me he metido en algún pito, yo me he salvado solita… y este no es el momento para empezar a depender emocionalmente de mis padres, ¿No creen?
Peor aún por alguien.

Jonnathan me dijo algo el otro día y como siempre creo que tiene razón, no es cuestión de gritar a los cuatro vientos lo madura que soy, es cuestión de demostrar que tan bien manejo mi vida y soy capaz de hacerme cargo de mí misma.

Así que, por el momento estoy enteramente dedicada a mi trabajo, a mis amigos, a mí… con el enfoque puesto en la universidad en el mes de marzo, veremos que tal le parece esa idea a mis viejos.

That’s All.

Cuando me ame…

Quiero compartir esto con ustedes, espero que les guste.
Me lo envió mi mejor amigo y cada vez que puedo lo leo.

* Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier
circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora
correcta y en el momento exacto y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre…”AUTOESTIMA”

* Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y
mi sufrimiento emocional, no es sino una señal de que voy
contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es…”AUTENTICIDAD”

* Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera
diferente y comencé a ver todo lo que acontece y que contribuye a
mi crecimiento.
Hoy eso se llama…”MADUREZ”

* Cuando me amé de verdad, comencé a percibir como es
ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, solo
para realizar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el
momento o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.
Hoy sé que el nombre de eso es…”RESPETO”

* Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que
no fuese saludable…, personas, situaciones, todo y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó esa actitud
egoísmo.
Hoy se llama…”AMOR PROPIO”

* Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí
de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero
y a mi propio ritmo.
Hoy sé que eso es…”SIMPLICIDAD”

* Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y
con eso, erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es la…”HUMILDAD”

* Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y
preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es
donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama…”PLENITUD”

* Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y
decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, ella
tiene una gran y valiosa aliada.
Todo eso es…”SABER VIVIR!”

“No debemos tener miedo de confrontarnos…
…hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas. ”

That’s All.

El tatuaje del seno izquierdo

Sorprendida al notarlo por su pronunciado escote en V, le pregunté – Eva, ¿Qué tienes ahí? –

La mujer notablemente sorprendida por mi pregunta me contestó – Es el nombre de mi anterior compromiso, Francisco –

La conversación surgió entre risas y a la vez muestras de abatimiento por parte de la mujer.

Eva había sufrído mucho en su vida, tuvo cancer de seno, se lo operaron 2 veces, habia estado en constantes quimioterapias… Sin cabello, vomitando lo que comía a causa de los medicamentos tan fuertes que le administraban en el area 0 de SOLCA.

Lo que más me admira de Eva en el poco tiempo que la conozco, es que a pesar de todo lo sucedido en su vida siempre tiene una sonrisa en el rostro, siempre presta a ayudar a quien lo necesite.
Supongo yo que las personas que tienen este tipo de calamidades son más humanas y menos materialistas.

Todos sabemos que vamos a morir algún día, pero cuando nos dan una fecha para esta muerte o “descanso eterno”, nos damos cuenta de la cantidad de cosas que nos hemos perdido por autodestruirnos con problemas vanales de cualquier indole.

Pero sigamos con la historia de Eva…
Francisco, su marido por más de 10 años, abusaba sexualmente de su hija menor desde que ella tenía 5 años, la niña de la que les hablo actualmente tiene 12 años, que por miedo nunca le mencionó nada a su madre en parte por las amenazas de su padrastro y en parte por cuidar la deteriorada salud de su madre.

Eva se enteró de esto hace un año casí, por terapia había decidido trabajar a sus 49 años, pese a tener hijos mayores que la mantenían.
Actualmente, su cancer sigue avanzando, esta vez… al utero.
Ella continúa la batalla, siempre con buena actitud y una sonrisa en sus labios.

Esta mujer en menos de una hora me enseñó una de las lecciones más importantes de mi vida y que quizás nadie más me la enseñará, no complicarse por huevadas y aprender a vivir la vida como viene, si te patea y te caes… ¡levantate!, la vida se hizo para ser vivida, no para estar sufriendo por situaciones del pasado.

Y yo que pensaba que nadie tenía problemas “más grandes” que los mios.

That’s All.