Category Archives: comienzo del final

Y si de fuerza hablamos…

Podemos llegar a la conclusión de que cada persona es fuerte a su manera.

Hay personas que necesitan estrellarse una y otra vez para poder levantarse.
Yo soy una de esas.

Soy el típico caso de no aprender a la primera y seguir cagandola más.
Pero, no me siento mal por ello, ya que puedo darme el lujo de decir que en estos tiempos soy de esos seres benignos que aún creen en la humanidad.
Y es que si nos ponemos a pensar, son muy pocos los mal llamados inocentes que creen que aún pueden salir bien las cosas que tengan que ver con seres humanos.

El peor enemigo del hombre es él mismo.
Solo un hombre es capaz de destruir a otro, con bombas, con pistolas y porque no decirlo… con palabras hirientes también.

Si nos ponemos a pensar, de todas las situaciones malas que le pueden pasar a alguien al menos para mí, la frustración es la peor de ellas, eso para mí significa muerte en vida.

Si te matan, te moriste y punto.
Si te pegan, te curas y ya.
Si te roban, te toca quedarte frio.

Pero… ¿Y si te matan psicologicamente? ¿Qué haces para vivir contigo mismo y tu sentimiento de dolor?.

Peor aún, compliquemoslo más… ¿Qué sucede cuando crees que te estás acostumbrando a sentirte así?, si te vale o no te vale sentirte mal pero tienes que seguir ahí…

Tienes que seguir ahí porque sabes que en algún momento esto cambiará… ¿O no?

Es como si las lagrimas te hicieran más fuerte, más indolente.
¿Como se le llama a eso?.

Es como si te acostumbraras a un sentimiento, y después ya ni lo sientes.
Como que todo se vuelve predecible.
Como que ya no duele, simplemente sabes que está ahí.
Como que te estás volviendo indiferente.

Es por eso que me pregunto, ¿Cuantas veces debes de llorar para hacerte más fuerte?

That’s All.

Comienzo del Final

En la vida, muchas veces tenemos que poner en una balanza las cosas que tenemos, para tomar una decisión.

Yo tengo una decisión que tomar, pero aún no sé hacía que camino apuntar.

Tengo los factores, tengo los implicados, tengo el libreto de esta obra macabra que gira a mi alrededor, donde no puedo confiar en nadie, ya que la decisión la tengo yo.

Así que mi balanza es SENTIMIENTOS vs RAZÓN.

¿Qué pesa más?

Una promesa de por medio, una decisión, sobre algo que aún no puedo sacar de mi mente.

No solo él tiene problemas, yo también los tengo, sólo que los míos no se dicen… solamente se sienten.

Se sienten desde hace un año, y maldita sea mi raza que tienes que ser igual a mí…! y aunque la conexión entre tu y yo no es tan fluída. Sé lo que hiciste, cuando lo hiciste y en el momento preciso en el que lo hiciste.

Esa maldita espina que tengo dentro no sé como la voy a sacar… pero algo me dice que esto es como la canción, Comienzo del final…