Category Archives: ataques filosóficos

El tiempo no pasa en vano…

Se que a veces el tiempo nos pasa factura, a unos más que a otros.
Quizás mi perspectiva de ver la vida sea un tanto ‘negativa’ a criterio de muchas personas, pero nunca dije que fuera correcta.
Me he caracterizado siempre por ser una persona extremista, y no siento orgullo de eso, mi trabajo en todo este tiempo ha sido tratar de lograr un equilibrio, algo que cuesta, todos los días.
La negatividad que ve la gente, en mí se llama realismo. No hay cosa que me guste más que decir las cosas que las personas no quieren o no se atreven a decir, nunca le he tenido miedo al ‘que dirán’, jamás se ha pasado por mi cabeza la posibilidad de cambiar un criterio porque a equis persona no le agrade.
Qué se jodan… Al final, terminan dándome la razón.
No, no es un reclamo contra el mundo, hace años que dejé de luchar. Más bien, es una oda a la transparencia, al realismo. ¿Por qué debo callar si siento cosas negativas?, ¿Por qué la gente cree que está bien solo decir lo positivo? El mundo tiene maldad, miseria, tristeza, así como también hay buenos momentos, felicidad, riqueza y pendejez. Personalmente, soy de la opinión de que esta última es la culpable de que mucha gente, y me incluyo, desee el 2012 pronto.
– Obviamente es una metáfora, no creo que el mundo se acabará en el 2012, pero ustedes entienden –
Entonces, ¿Por qué debo cerrar los ojos y decir ‘todo está bien’ cuando hay veces que no es así?, Soy malgenio y con mucho orgullo, me gusta decir las cosas de frente y disfrutar el silencio que produce mi honestidad transformada en un comentario que acalla opiniones.
Ojalá no confundan la honestidad con grosería, hay mucha diferencia entre ser honestos y odiar todo lo que está a su alrededor simplemente porque sí. Para ser critico debes tener argumentos, el problema de este mundo es que hace falta gente cuestionadora, y cuando existen, se dejan llevar por las pasiones.
Pero pido mucho, la objetividad no existe.

¿Por qué he cambiado?

“And now he’s hated cause everybody played it.
But they’re just hatin’ cause I motherf*ckin’ made it!

Get a life! Get a motherf*cking life!”Limp Bizkit – Get a Life

Sinceramente, yo no tenía mucha fe en el 2011, era una costumbre rara en mí, no confiar en los años impares.
Ahora, pensándolo bien, considero que fue un prejuicio de mi parte, ya que tenía en mi haber un año terrible como lo fue el 2009, del que es mejor no hablar.
A lo largo de este año, mucha gente me ha preguntado que por qué he cambiado, que ya no soy igual, que prefieren aquella persona chabacana que ‘los hacía reir’ con sus ‘huevadas’.
Yo no he cambiado, he salido adelante. No me volví estirada, me volví sensata. Y a la gente no le gusta la sensatez. Prefieren la locura, ‘que algún día me caracterizó’.
Muchas veces me he visto al espejo, pensando si realmente algo en mí había cambiado… Sí mi carisma seguía igual, si mi innovación no se había perdido… Pero todo seguía igual, con la diferencia que ya no se reían de mí, yo me reía de lo que consideraba era estúpido.
¿Por qué la gente se enoja por un cambio? Simple, porque la gente odia los cambios. No los analizan, siempre están mal.
Es así como decidí no preocuparme más y seguir adelante, siempre adelante. Porque si veía hacia atrás, lo que veía no me gustaba, pero me había hecho crecer, es por eso que debo pensar que no está mal, ¿Verdad?.
Tengo varios objetivos, todos a corto, a mediano y a largo plazo, pero mientras tanto, se deben hacer algunos arreglos para llegar a esos objetivos y sobre todo debo entender, que no soy monedita de oro, que no a todos puedo complacer.
That’s All.

Patrones…

No, no es que no quiera escribir. Sólo que a veces no me place hacerlo.
Esta es una de esas ocasiones donde tuve un “flashback” bastante épico.
Mientras me encontraba en la oficina, reventó un problema en unos allegados míos que no viene al caso. Pero lo menciono porque de ahí parte mi reacción ante esto.
Los patrones son cosas tan acertadas en la vida, estos se repiten y es cuestión de sólo prestarles atención, miren a su alrededor, dense cuenta que a veces las personas que los rodean suelen ser más parecidas de lo que piensan.
Al ser participe de esta situación de forma indirecta, porque ni me importa ni opinaré de ella, me di cuenta que con sólo examinar palabras recordé otras situaciones de mi vida. Quizás digan que estoy loca, pero después de tanto tiempo, soy capaz de reconocer cuando algo no está bien.

… Mi trabajo me ha costado.

Btw, quizás era necesario que se aprendiera con dolor, pero a veces sigo recriminandome por qué no me dí cuenta, por qué no usé la lógica de la cual me he vuelto tan adicta.

Las situaciones son diferentes, pero los patrones son iguales, para cualquier ocasión en su vida, sólo hay que aprender a reconocer.

Peace and Love.

That’s All.

La lógica del Karma


Nadie logra engañarse a sí mismo, todo vuelve multiplicado, lo positivo y lo negativo, es el mismo esfuerzo amar que odiar, cambia notablemente el resultado, el primero nos sana, el segundo nos destruye.

Yo siempre he admitido que soy creyente de la filosofía del Karma.
Pero alrededor de esta filosofía hay mucha ignorancia, todos creen que el karma es la consecuencia de las cosas malas que haces y de una u otra manera “se te devuelven”.
Anoche me encontraba haciendo reflexiones sobre los últimos meses – casualmente la misma cantidad de tiempo que llevo buscando inspiración para volver a mis artículos – y me dí cuenta que estaba fallando en mi auto reflexión. De verdad quise sentarme a analizar mis acciones y sus consecuencias y simplemente no pude.
No pude porque estoy viviendo al limite, sin detenerme a meditar si lo que hice está bien o mal, y sé que dirán que la mayoría de los seres humanos viven así, pero en mí es una cuestión de salud mental reflexionar antes de actuar, ya que suelo ser bastante impulsiva, lo que da como resultado que me gane pitos por gusto.
No me pregunten como llegué a meditar acerca del Karma y aunque mi novio se niegue a creer en él y asegure que son ideas mías insisto en esa teoría porque el karma no es algo negativo como la mayoría de la gente cree… El karma es un estado lógico.
Las acciones generan reacciones u consecuencias, según sea el caso. La lógica del karma es la siguiente: Si tú haces cosas buenas, no te sucederán cosas malas, al contrario, atraes consecuencias buenas, beneficios para ti. Si por el contrario, te dedicas a ser una mala persona, acumulas facturas que debes pagar – metafóricamente hablando – de aquí a unos días, en el mismo rato o en diez años.
Nadie se va de este mundo sin pagar por sus acciones.
El Karma no es cuestión de premio o castigo, tampoco es que exista un destino escrito, o que nuestro éxito o fracaso se deba a “nuestra buena estrella”. Nuestra vida es responsabilidad nuestra, y el karma nos enseña justamente eso, nos responsabiliza a nosotros mismos de nuestros actos, ya no culparemos a las circunstancias, al destino o a nuestra familia de nuestro fracaso. Teniendo este conocimiento, nos damos el derecho de ir armando nuestra vida con la conciencia total de cual será el resultado final en cada acción.
Si reconsideramos que nuestra vida es un viaje, podríamos decir que el Karma es la forma creativa de desarrollar este viaje. No es un destino ya que contamos con nuestro libre albedrío.. El curso de la vida es un cambio constante que depende de nuestra actitud ante ella. El Karma es todo un proceso, una secuencia de acciones que tienen resultados.
That’s All.

Contradicciones…

Tienes razón @Encamador: “La gente tiene los gobernantes que se merece”

Que difícil es la vida, pero más complicadas son las contradicciones que esta nos trae.
Que contradictorio es que alguien te envíe un mensaje diciéndote que te ama y que eres maravillosa y que al frente tengas a una persona que te dice lo desubicada que estás.
Es irónico que mucha gente te diga que eres excelente en lo que haces y otras personas te digan que eres un aprendiz.
Muchas veces creí que la gente hablaba porque no conocía, otras veces me di cuenta que en realidad la gente habla porque no piensa antes de emitir comentarios, o tal vez si piense… En como llamar la atención y que los borregos piensen: “Que bonito que habla el/ella.”, aunque en realidad no sepa nada.
No los juzgo, después de todo el ser humano es necesitado de atención para “demostrar” que su opinión causa impacto.
Pero hablar con criterio, con base y fundamento es algo que no se logra de la noche a la mañana, y aún después de tanto tiempo, no logro controlar del todo. – después de todo también soy humana –
No es pecado cambiar, pero en general, la gente suele satanizar los cambios, creyendo que porque en el pasado tuviste una creencia no la puedes cambiar.
¡Qué raro! Si mal no recuerdo, este mundo vende las rectificaciones como pruebas de que puedes aceptar tus errores por ende, madurar.
Más contradictorio es que aún cuando me creo inmadura, no necesito gritar para imponer, pero la gente que me rodea sí impone, interrumpe, acusa y sataniza.
No les voy a hablar de mis reacciones, pero sí les cuento esto como una forma de exponer lo erradas que pueden estar las personas cuando no se dan el tiempo de conocer.
Ooops, acabo de recordar que hace mucho tiempo cerré el cupo de “quiero que me conozcan”, para darle paso a “hazte una idea de mí y si aciertas, bien por ti”.
Después de todo, si el mundo es una contradicción, ¿Por qué no puedo serlo yo también?
Peace and Love.
That’s All.

Crisis de inspiración…

Siento un poco de cargo de conciencia al tener un poco olvidado mi espacio personal. Y aunque quisiera echarle la culpa a mi absoluta falta de tiempo, sería una hipocresía de mi parte optar por tal postura.
La realidad es que al principio creí que había perdido la inspiración – otra vez – y que me había dado la típica crisis del blogger, donde tienes un montón de cosas que decir pero no encuentras la manera adecuada de expresarlas.
Pero no, no es así.
Sucede que al vivir mi vida al límite, las letras no son suficientes para expresarme… estoy buscando algo más, pero mientras encuentro la manera de hacerlo sin darles muchos detalles y mantenerlos enganchados en la tragicomedia de mi vida, prefiero no aburrirlos con textos que cuentan básicamente lo mismo, que estoy en la Universidad, estudiando algo que siempre me apasionó, que ejerzo mi profesión de la mejor manera y que tengo una persona maravillosa a mi lado.
Pero mientras llegaba a esta conclusión, no pude evitar preguntarme si acaso usaba este espacio para suplir los vacíos de mi vida, y al no tenerlos actualmente, he optado por mantenerlo en el olvido.
Quisiera creer que no es así, ya que aunque no lo crean, escribía y aún lo hago, más por mí que por ustedes, porque para mí “contarles” de mi vida es algo que me deleita, esa sensación que tengo con mis lectores de contarles todo y a la vez nada, me llena muchísimo.
Y mientras pienso en el dilema que esto me causa, los mantendré informados.
That‘s All.

Nunca es suficiente…

Nunca es suficiente, si lo que deseas no está claro.
Nunca es suficiente, si tu única meta se reduce a ganar.

Los objetivos siempre deben ser claros para ti, si lograste lo que querías y aún luchas es porque al final no te parece suficiente, entonces… ¿Eso te hace ganador@?
No, te hace una persona luchadora, con metas, con sueños, con experiencia y sobre todo con ganas de demostrarte a ti misma lo que puedes y de lo que eres capaz.
Yo logré lo que quería, en el menor tiempo de lo que me propuse, el eterno dilema empezó cuando me dí cuenta que deseaba más, que cuando llegué a la meta, esa meta me quedaba corta, y no… no es egocentrismo, supongo que eso dice de mí que soy todo menos conformista.
Es en esta parte donde mi novio dice que todo se resume en mi vida a ganar, y sí, tiene razón, porque sé lo que es perder, pero cuando me acostumbré a ganar me supo tan bien que se volvió una adicción.
Yo no soy fumadora, soy bebedora social, pero mi adicción es ganar, siempre… entonces, ¿cual es el tema?, ¿Qué es realmente lo que quiero?.
Tengo un temor, lo admito… logrando todo lo que quiero, tener ganas de más, y cuando esas ganas se satisfagan, seguir deseando más y más.
No conozco límites… y no sé hasta que punto esté bien o mal.
Shit Happens…
That’s All.

Mi mayor triunfo…

Mi mayor triunfo es saber que no inspiro, se inspiran en mí.
Mi mayor triunfo es conseguir lo que otros no pueden, mis ideas.
Mi mayor triunfo no es creerme más que nadie, es demostrar que soy alguien más.
Mi mayor triunfo no es anhelar lo que no tengo, es apreciar lo que ya está.
Mi mayor triunfo no es tener una familia perfecta, es aprender a quererlos como son.

Mi mayor triunfo es saber que tengo gente excelente a mi lado, que me adora como soy.
Mi mayor triunfo es que yo no pierdo tiempo en odiar, la gente pierde tiempo en odiarme.
Mi mayor triunfo no es tener un novio perfecto, sino haberlo encontrado.
Mi mayor triunfo no es estudiar una gran carrera, sino ser la mejor en lo que hago.
Mi mayor triunfo se basa en los éxitos que cosecho a diario.

Mi mayor triunfo no es quejarme por lo que ocurrió, sino aprender de ello.
Mi mayor triunfo es mirarte y saber que vives una vida miserable encerrado en tu burbuja.
Mi mayor triunfo es que tú estás más pendiente de mí que yo de tí.
Mi mayor triunfo es que tú te límitas a conquistar circulos, yo conquisto el mundo.
Mi mayor triunfo no es mi madre, es que además de ser mi madre sea mi amiga.

Mi mayor triunfo será que tú me sigas envidiando, para hacerme más grande.
Mi mayor triunfo no es que la gente me tome en serio, sino ganarmelo.
Mi mayor triunfo es la rosa que me dió mi novio sin esperarla.
Mi mayor triunfo es ser feliz a diario.
Mi mayor triunfo no es creer que lo sé todo, sino aprender a diario.

Mi mayor triunfo es entender todo esto y poder contarles lo dichosa que me siento.

Peace and Love.

That’s All

Los errores también deben hacerte feliz

Nunca habrá algo totalmente perfecto, pero sí lo hubiera, somos tan inconformistas que nos aburriría.

Cuando añoras la felicidad y la alcanzas, no todo es bonito, debes cuidarte de la ambición, de no querer más de lo que eres capaz de poseer, porque te enloqueces.
Para mí es importante conservar los pies sobre la tierra, tener gente a mi lado que me recuerde lo que soy, no porque lo olvide, sino porque me ayuda a tenerlo presente.
Y no es malo, pero el conservar tus origenes te vuelve una persona estable y centrada.
No hay algo que critique más que aquella gente que olvida su pasado, que creen que todo se trata de vivir el presente sin recordar las falencias, he descubierto que es ahí donde los errores son más comunes, porque si la gente recordara fuera más fácil evitar tropezarse con la misma piedra.
Pero no todos tenemos esa capacidad, no todos nos sentimos orgullosos de nuestros errores, incluso nos avergonzamos, pero ¿Qué sería de nosotros sin los errores?, y es que aunque a todos nos guste ganar, nos olvidamos la sensación de equivocarnos… De saborear y pensar distintas formas de llegar al éxito o al desatino.
No olviden nunca, entre más alto estás, más duele la caída.
Peace and Love.
That’s All.

Hablemos de egos injustificados…

“El elogio en boca propia desagrada a cualquiera.” // Diógenes de Sínope


Si hay algo que me molesta bastante es el ego injustificado.

Yo puedo entender que una persona tenga logros, todos nacimos con la capacidad de ser exitosos, unos lo logran y otros no.
Cuando tienes éxito en algo, el ser humano en general – y perdón si peco en generalizar – tiene una manía, subrayar una y otra vez su éxito.
Y está bien, sí algo te hace feliz DEBES sentirte orgulloso, tu esfuerzo te costó. Pero hay otro tipo de personas que sólo mencionan sus “éxitos” o lo que es peor, se dan a notar con una pantalla de persona exitosa.
Aquí es donde voy a empezar a dar mi opinión personal, ustedes me dirán si están de acuerdo conmigo.
Yo valoro a las personas luchadoras, aquellas que se levantan a diario con ganas de seguir creciendo, aquellas personas que día a día se enfrentan a la vida con su mejor actitud, no añorando felicidad, más bien forjando su destino.
Entro en un dilema, cuando aquellas personas que al parecer lo han conseguido todo, destacan sus labores como una cosa única, o en el peor de los casos, vociferan una y otra vez cosas que no tienen, viviendo en un mundo de fantasía.
Sí eres una de estas personas, con todo respeto, permiteme decirte que vales verga.
Y sonará bastante grosero, pero soy una persona que no tolera, acepta y mucho menos considera a aquel que tiene un ego injustificado, pues es de conocimiento popular que la gente más exitosa no es aquella que sobresale, más bien trata de elaborar sus proyectos en la menor atención publica posible, porque se desconcentran.
Los egos injustificados son la plaga de este mundo, porque la gente de mente débil envidia aquello que no posee, inventando estrategias para arrebatar, plagiar, mendigar parte de la añorada felicidad.
Sucede lo mismo cuando las personas que no tienen ni la más mínima esperanza de triunfar se vuelven críticos destructivos de algo que jamás lograrán… O está la otra clase de personas que se aprovechan del éxito ajeno para conseguir algún beneficio, más conocidos en el mundo como attention whores.
Para finalizar, recuerda que el ego injustificado no te beneficia en nada, más bien, te ayuda a volverte una persona fantasiosa que vive de mentiras por el que dirán, que no te da de comer ni mucho menos te vuelve mejor persona.
Buen feriado.

That‘s All.