Turista

Hoy en LaRedSo poníamos una canción a la que le tengo mucho cariño, se llama “You are a Tourist” de Death Cab For Cutie, estrenada en marzo de 2011.

Por esas épocas, me sentía muy desubicada, laboralmente hablando. No tenía claro qué quería ser, salía de dos años sabáticos después de un fracaso en una universidad anterior, estaba en el primer año de mi carrera en Espol… Era una estudiante cualquiera y escribía para una revista juvenil temas de actualidad.
Un día, recibí una llamada mágica. La que yo consideraba la mejor radio de la ciudad quería hacerme un casting. Debo admitir que nunca creí que entraría, porque pues… Nunca me había imaginado estar detrás de un microfono contándole cosas a alguien. No soy muy de hablar, generalmente, prefiero escribir y la gente que me conoce lo sabe.
Aún así, después de un pésimo casting, resulta que me escogieron para el programa. Estaba al lado de dos personas con mucha experiencia, Diego y Andrea, y yo me sentía casi que minúscula, turista. Era una simple estudiante de comunicación, incursionando de forma seria en los medios… después de hacer lo que mejor sabía hacer: Internet, nicho donde ya era conocida.
Recuerdo como si fuera ayer mis primeros programas, me equivocaba mucho, metía la pata, decía cosas que no debía decir. Fue súper duro… Admito que en esos días llegaba a mi casa y lloraba hecha bolita, porque pensaba “¿Qué hago ahí?, soy pésima”. Los comentarios de la gente no ayudaban, eran una pesadilla… Recibía de 3 a 5 comentarios horribles por día. Incluso, a veces, aún los recibo… Porque la gente no sabe lo que es sentarse detrás de un microfono, usar técnicas de expresión y hablar. Creen que solo te sientas y hablas lo primero que se te viene a la cabeza.
De esos días, duros, difíciles, donde me costó adaptarme, han pasado casi tres años. Tres felices años, llenos de experiencia, lecciones. Radio City es una escuela, donde aprendes de los mejores… Gaby, mi jefa y casi que mi segunda madre, siempre dice que para trabajar ahí debes ser un personaje. Y cada uno de nosotros lo es, a su manera.
Sé que me falta mucho por aprender ahora, pero pienso además que es importante recordar tus inicios. Tenerlos siempre presentes y no dejar que la experiencia borre las lecciones.
Finalmente, escribo estás líneas porque quería compartir con ustedes mi experiencia. Porque todos hemos sido turistas, todos hemos andado perdidos por la vida, hasta que llegamos a un lugar al que podemos llamar “hogar”.
“When there’s a burning in your heart, an endless yearning in your heart… Build it bigger than the sun
Let it grow, let it grow 
When there’s a burning in your heart. Don’t be alone”.

¡Feliz día del amororo y la amistarara!

Nunca he sido muy sanvalentinesca, ya que mis sanvalentines generalmente son desastrosos, recuerdo dos en particular.
El primero, uno hace seis años, en el que me amarré con Voldemort, el principio del fin, el antes y el después de mi vida amorosa. Es increíble, tanto me traumó que aún después de casi seis años es imposible hablar del tema sin que me duela un poco. No me malinterpreten, es más el amor propio lo que duele… Pero en fin, continuemos.
El segundo San Valentín que viene a mi memoria fue hace dos años, con mi ex novio, pretendíamos ser súper románticos, ir a comer algo rico y acostarnos en mi cuarto a ver una película…. No les cuento más, casi termino aplastada por la marea humana y terminamos comiendo mandingos en un lugar “equis” cagándonos de risa de la miseria.
Presentados estos hechos, creo que entienden un poco porque no soy tan afín a está fecha en especial por el lado amoroso. Sin embargo, si me encanta celebrar la amistad.
En está etapa de mi vida debo decirles que la estoy pasando muy bien, mis ñañas de la u (Pame, Pame 2, Liz, Cathy, Andrea, Adri, Mariu, entre muchos otros) son geniales, Mis fepolmiwis: José, Adib, Gaby, Marito, Kev, Kike, Loy y millón manes más. Tengo el mejor grupo del mundo, los adoro. 
En la ofi tengo a la mejor jefa del mundo, Gaby, quien es más como una segunda madre para mí, y dos manes geniales, Ricky y Pabs, que me hacen reir todo el tiempo y con los cuales es un honor trabajar. Mis compañeros de locución, Meche, La Nena, Andrea y Diego, que son duros en medios y de los cuales se aprende a diario.
Como olvidar a mis mejores amigos de toda la vida, Poché y Eli, sin ellos yo no soy lo que sería. Mi team chiqui, Ivy y Xavi, Mi Puchú, Jorge, Fa, Cari, Pocho, Héctor, Nancy, Guille. Y finalmente, pero no menos importante, mi mamá y mis hermanos, Kabir y Dionné, con los que aprendo a diario.
Qué les diré, es tanta gente a la que tengo que mencionar y sé que se me quedará fuera, pero prefiero que así sea. Que sobre gente linda en mi vida a que falte, así que en este San Valentín tengo mucho que agradecer, la amistad es una de las mejores cosas del mundo.
No puedo dejar de agradecer a mis seguidores y también a los fanáticos – es increíble, aún no creo que haya gente en la calle que se tome fotos conmigo o que me digan “Oe, qué bacán tu programa”-, es bastante cliché, pero sin ustedes y su cariño, yo sería una man “equis” y no una huevas rodeada de amor y felicidad.

¡Feliz día del amorororo y de la amistarara!

Sobre la necesidad de equivocarse en la vida

Es increíble como, a medida de que pasan los años, te vas sorprendiendo de todo lo que hubieras evitado si tuvieras el conocimiento que adquieres con la edad.
Hoy he tenido muy presentes mis 18 años, cómo anhelaba cumplir 23, porque iba a ser “independiente” e iba a saber todo lo que hay que saber del mundo. Sí y no.
Con 24 años recién cumplidos, me atrevo a decir que sí, de cierta manera he logrado una independencia, lo que nadie me dijo es que entre más ganas, más gastas, y que cuando ya no necesites “pedir permiso” estarás tan cansado/a para salir que te dará hasta pereza.
Y, obvio, no creo que lo sé todo en el mundo. Cada día se aprenden más cosas y cada día entiendes cosas que hace algunos años no entendías. Por ejemplo, hoy conversando con Pam me dí cuenta de que si hubiera sabido lo que sé ahora no habría cometido tantos errores, sin embargo, me queda la duda siempre, ¿Habría sido la misma persona?
No lo sé, quizás los errores son necesarios para forjarnos como personas, quizas las equivocaciones sean necesarias para lograr que seamos mejores seres humanos, entonces, cuando aprendes la lección, la vida te da una especie de poder turbo. 
Ese “poder” lo uso yo con mis amigas, siempre las aconsejo para que no cometan mis errores… Porque crecer duele, y porque las quiero, no quisiera que pasen por lo mismo que yo. 
Pero siempre tengo presente algo: es necesario equivocarte para que aprendas de tus errores, sin importar cuantas veces te adviertan sobre ello, siempre necesitarás tu propia experiencia.
That’s All.