Guineo podrido…

Mi hermano sufrió un accidente hace menos de un año.
Por razones que aún están lejos de mi entendimiento, mi hermano se encontraba en el momento menos indicado allá por junio pasado.
Recuerdo el día como si hubiera ocurrido ayer. Gustavo se encontraba en mi casa, mi mamá le había dado permiso a mi hermano para que vaya a una reunión que suele hacer una religión que no vale la pena mencionar.
Decía que iba a hornear un pollo, una de las comidas preferidas de mi hermano, para cuando él regresara… El pollo terminó en la basura tres días después, cuando llegamos a mi casa del hospital. Supongo que mi mamá accedió a que mi hermano vaya a ese lugar ya que era raro que uno de sus hijos muestre interés religioso en algo. De hecho, creo que perdió la esperanza conmigo hace mucho, mucho tiempo, desde que le confesé, entre lágrimas, que era agnóstica desde siempre.
Ese día hubo un accidente en el bus en el que mi hermano regresaba. Murieron 10 personas y más de 20 tuvieron heridas muy graves. Por una afortunada coincidencia, mi hermano no estuvo entre los muertos, aunque le faltó muy poco. Se rompió el fémur, el hueso más largo del cuerpo humano, y sufrió algunas magulladuras.
Tuvo una larga y dolorosa recuperación, al momento lleva dos operaciones y va en camino a la tercera, en ella le sacarán una parte de la cadera para hacerle un injerto en la pierna, lo que causará que el callo que tiene en el hueso se forje más rápido. Tendrá una fea cicatriz de guerra para siempre, sin embargo, si me lo preguntan, creo que el precio es poco para lo que estuviéramos sufriendo si no lo tuviéramos con nosotros.
Hoy mientras lo cuidaba, en una clínica conocida de la ciudad, había un paciente al lado nuestro. Un señor humilde, supongo que cubría los gastos a través del seguro. Su hijo lo cuidaba, se encargaba de limpiarlo y tenerlo impecable.
Y mientras a nosotros nos llevaban comida y golosinas para pasar el rato y el aburrimiento, el joven a nuestro lado solo tenía un guineo muy maduro para comer, casi podrido. Lo había guardado entre tantas comidas horribles que suelen dar en la clínica, la horrible “comida de enfermo”.
Cuando regresaba a casa, le pedí a mi mamá que le regalara una de las empanadas que mi hermano había dejado. Si hay algo que aún tengo presente y jamás puedo olvidar es que la comida no se bota y mi hermano odia comer comida helada. 
El joven respondió: “Qué Dios le pague”.
Y sí, me pagó, teniendo a mi hermano cada día de mi vida. Regalar comida es lo menos que puedo hacer para agradecerle “al flaco” que aún me deje tenerlo conmigo.
Algunos dirán, entonces, ¿Por qué eres agnóstica si crees en una existencia superior?, fácil… yo sé que la religión no es algo que él haya creado.

*23*

“When the sun goes down, and the lights burn out, then it’s time for you to shine.
Brighter than the shooting star, so shine no matter where you are.
Fill the darkest night, with a brilliant light,‘cause it’s time for you to shine.
Brighter than a shooting star, so shine no matter where you are, tonight…” “Shooting Star”, Owl City.

Hoy cumplí 23 años.
Es un número importante, teniendo en cuenta que hace cinco años rogaba por llegar a esta edad. Quería saber qué tenía este número que hacía a la gente “madura”, con libertad para elegir su propio camino.

Hoy tengo esa edad y creo que todo depende de ti mismo. Mucha gente dice que he logrado muchas cosas, lo cual es cierto, pero la manera en que las he logrado ha costado, porque esto es así… crecer cuesta y mucho.

Me considero bendecida todo el tiempo, porque he tratado de ser una buena persona, de actuar con principios, no soy santa pero tampoco me preocupo en hacerle mal a nadie. La época en que me sentía frustrada porque otros no actuaban como yo quería terminó… aprendí a aceptar y querer a las personas como son. Quienes actuan como mala lid recibirán su merecido a su debido tiempo, porque la vida es así, nadie se va de este mundo sin pagar sus facturas. El cielo y el infierno no existen, todo está en la Tierra.

Me he rodeado de gente que no resta sino que suma en mi camino, tengo amigos increíbles que han estado conmigo en buenas/malas/terribles ocasiones; mi familia es hermosa y mi novio me ama, no me hace falta nada más, no podría pedir más, así que tengo que agradecer… Agradezco lo que me sucede que no es por suerte.

Mi madre siempre me ha dicho que “brillo con luz propia”, nunca le creía, pensaba que era de esas cosas que dicen las madres porque son madres y ya, pero no es así. El éxito no les toca a todos, solo a los que buscan triunfar.

Termino este post con la promesa de que estos 23 continuaré mi camino, vamos a ver qué me depara la vida.

2013…

“I don’t ever want to let you down… I don’t ever want to leave this town, because after all this city never sleeps at night. It’s time to begin, isn’t it?” – “It’s Time”, Imagine Dragons.*


Un poco tarde, así es como empieza este post.

Y con la misma excusa de siempre, no he olvidado mi blog personal, me encanta actualizarlo, pero sé y soy consciente de que debo cambiar el diseño, darle algo más profesional, más “YO”. Ya es tiempo de dejar de lado a china bella, chineska y ser Danna, así a secas. Esa es una de las metas de este 2013.

Han pasado algunos días desde que empezó el nuevo año -sí, capitán obvio, como si nadie lo supiera- pero para mí han sido diez días largos, intensos y extensos. Los días previos a mi cumpleaños son así, entre decidir qué haré ese día, como me siento durante esas fechas y lo importante que es tener a la gente correcta conmigo.
Terminé el 2012 como lo empecé, como terminé y empecé el 2011: con gente increíble. Descubrí que el éxito de la vida es mantenerte cerca de las personas correctas, individuos que te sumen. Conocí a muchas personas el año anterior, personas brillantes intelectualmente que iluminan mi vida día a día con sus consejos y recomendaciones. También, as usual, hice muchos amigos nuevos.
El 2012 fue un buen año, ese es el balance que saco de aquí. Perdí a mi prima, pero gané un gran equipo de trabajo que me ayudó a hacer realidad otro gran sueño: MI REVISTA. Sobre este punto, quiero decirles que el objetivo de Descarga nunca fue comercial, sino más bien hacer algo para mi universidad, retribuir de alguna manera todo lo que me enseña a diario con un medio de comunicación que permita que todos mis compañeros se informen; al momento estoy enfocándome en hacerla crecer y creo que que estas vacaciones lo lograré.
En cuanto al ámbito laboral, RC es más de lo que pude haber esperado alguna vez, tengo una jefa que más que una jefa es casi mi segunda madre y compañeros brillantes con los que da gusto compartir todos los días. Mi gusto musical ha mejorado muchísimo  continúo con la exploración de bandas, la información de entretenimiento, lo cual ha hecho de mí una persona informada de las tendencias que puede aportar en diversos temas… creo.
Mis amigos están ahí, cada uno en lo suyo, pero siempre con un tiempo para un “chateo” interesante y un café. A veces los extraño demasiado, pero entiendo que cada uno de nosotros está pasando por esa etapa de la vida en la que debes crecer profesionalmente y asegurar un futuro.
Eso es, básicamente, lo que me dejó el 2012. Ahora con la mente llena de metas para el 2013, augurando desde ya un grandioso año. Y sí, prometo cambiar el look del blog.
* Imagine Dragons, banda que conocí gracias a mi compañero DS. Excelente agrupación, deben escucharla.