Hablemos de egos injustificados…

“El elogio en boca propia desagrada a cualquiera.” // Diógenes de Sínope


Si hay algo que me molesta bastante es el ego injustificado.

Yo puedo entender que una persona tenga logros, todos nacimos con la capacidad de ser exitosos, unos lo logran y otros no.
Cuando tienes éxito en algo, el ser humano en general – y perdón si peco en generalizar – tiene una manía, subrayar una y otra vez su éxito.
Y está bien, sí algo te hace feliz DEBES sentirte orgulloso, tu esfuerzo te costó. Pero hay otro tipo de personas que sólo mencionan sus “éxitos” o lo que es peor, se dan a notar con una pantalla de persona exitosa.
Aquí es donde voy a empezar a dar mi opinión personal, ustedes me dirán si están de acuerdo conmigo.
Yo valoro a las personas luchadoras, aquellas que se levantan a diario con ganas de seguir creciendo, aquellas personas que día a día se enfrentan a la vida con su mejor actitud, no añorando felicidad, más bien forjando su destino.
Entro en un dilema, cuando aquellas personas que al parecer lo han conseguido todo, destacan sus labores como una cosa única, o en el peor de los casos, vociferan una y otra vez cosas que no tienen, viviendo en un mundo de fantasía.
Sí eres una de estas personas, con todo respeto, permiteme decirte que vales verga.
Y sonará bastante grosero, pero soy una persona que no tolera, acepta y mucho menos considera a aquel que tiene un ego injustificado, pues es de conocimiento popular que la gente más exitosa no es aquella que sobresale, más bien trata de elaborar sus proyectos en la menor atención publica posible, porque se desconcentran.
Los egos injustificados son la plaga de este mundo, porque la gente de mente débil envidia aquello que no posee, inventando estrategias para arrebatar, plagiar, mendigar parte de la añorada felicidad.
Sucede lo mismo cuando las personas que no tienen ni la más mínima esperanza de triunfar se vuelven críticos destructivos de algo que jamás lograrán… O está la otra clase de personas que se aprovechan del éxito ajeno para conseguir algún beneficio, más conocidos en el mundo como attention whores.
Para finalizar, recuerda que el ego injustificado no te beneficia en nada, más bien, te ayuda a volverte una persona fantasiosa que vive de mentiras por el que dirán, que no te da de comer ni mucho menos te vuelve mejor persona.
Buen feriado.

That‘s All.

Criticas: Todo depende de como las tomes.

“La mejor crítica es la que no responde a la voluntad de ofensa, sino a la libertad de juicio.” // Fernando Sánchez Dragó

Desde el punto de vista artístico, la estética juega un papel fundamental con la dialéctica, en positivo y en negativo. Y es ahí donde me dí cuenta que esto también es aplicable como principio básico en nuestra vida.
Toda opinión que tengas es eso, una opinión y si tu la planteas con educación la gente no tiene porque criticarte, pero lo hace, y esto tampoco es malo ya que mientras no te insulten, no puedes estar en contra de las reflexiones de alguien.
Comprender que no se le cae bien a todo el mundo, que no es necesario ser moneda de oro para ganar aceptación implica mucho tiempo, esfuerzo y sobre todo madurez.
No es fácil aceptar criticas negativas, así como tampoco es fácil lidiar con ellas.
Pero hablemos de las clases de criticas, tenemos la positiva, la negativa, la constructiva y la destructiva.
En el primer caso, la critica positiva, a mi criterio no aporta en nada, ni beneficia, tal como dijo mi profesora de Historia del Arte, si algo esta bien, lo está. No hay por donde argumentar ni agregar algo más, la gente suele confundir esta con halagos, que sirven de apoyo para saber que estás haciendo las cosas bien, para subir el autoestima del creador/productor de la idea en que se basa la critica. Personalmente, creo que tu decides si aceptar o no la critica positiva, para mi es indiferente, la opinión de una persona no cambiará mi forma de pensar, pero hay personas a las que les gusta apoyarse en esto y creer que sus proyectos son un éxito, dejandose llevar por el ego sin ver la realidad.
Tenemos también la critica negativa, que es donde surge el conflicto, si es una critica que no agrada al creador/productor del proyecto en cuestión, es criterio de él y solo de él saber si le afecta o no… No se puede exorcisar a los que opinan diferente que tú, y si sabes manejar esto, puedes beneficiar a tu proyecto agregando cambios que te ayuden a mejorar.
La critica constructiva es parecida a la positiva, pero tiene argumentos, generalmente viene de allegados que te añaden palabras de aliento mezclado con una que otra opinión que saben que no te gustará, Yo tengo una expresión para esto: Si me vas a decir verdades, dímelas sin vaselina, la simple idea de que me acomoden las palabras, me suena hipócrita.
Y llegamos a mi favorita, la critica destructiva. ¡¡Que lance la primera piedra todo aquel que no haya hecho pedazos al vecino/amigo/cantante/pariente/actor que a su criterio no vale nada!!, la critica destructiva se caracteriza por, como su nombre lo indica, destruir, no aportar.
Cuando alguien quiere “destruirte”, no importa que tan bueno sea tu trabajo, siempre existirá un “Pero…”.
La mayoría de personas que piensan diferente, como es mi caso y como el de muchos también, se ven en cualquier momento de su vida en esta situación, cuando alguien sin el menor pudor o vergüenza te ha dicho una grosería solo porque no le gustaba tu trabajo o bien por envidia. La experiencia de años y años y años – a lo Alfonso Espinoza de los Monteros – de lidiar y hacer criticas destructivas me ha enseñado que estas solo te afectan cuando tu lo permites.
Para hacer criticas destructivas debes tener dos posturas, aquella que te permite criticar – siempre esta es la mas divertida – y aquella que te permite aguantar, algo que muy pocos soportan. Ten en cuenta siempre que entre más reputaciones destruyas hay 5 personas hablando de ti a tu espalda y tú ni siquiera lo notarás.
Finalizando, sería bueno que tengan presente la siguiente frase:

“Uno está tan expuesto a la crítica como a la gripe.” // Friedrich Dürrenmatt

That’s All.

De las relaciones fallidas y otras hierbas…

“Querer es: Querer a la persona total con sus limitaciones y olvidos, con sus ausencias y silencios, con su ir y venir, con sus distancias y cercanías, con su independencia y sus carencias”

Pero… ¿Hasta donde se puede llegar por querer a alguien?, es muy normal que sí estas en una relación quieras hacer de todo para que esta llegue a ser perfecta. Muchos en la búsqueda de esa inexistente excepción hacen de todo para tratar de compaginar, y se olvidan de lo fundamental: Sí compras un rompecabezas y te faltan piezas, no funcionará, así como también por más que vires la ficha, no calzará.
En el camino de la vida, podremos tener muchas experiencias y lo importante es tratar de ver lo bueno de cada una de ellas, no naces sabiendo, no es innato, tienes que aprender en el camino, y todas las experiencias sirven.
Sí, por más malas que parezcan, todas las experiencias te ayudan a crecer, te ayudan a señalar errores que puedes corregir a futuro, digamos que esas relaciones pasadas pueden ayudarte como cuaderno de borrador. Obviamente, nadie quiere ser el cuaderno de borrador de alguien, pero al no haber más posibilidades de arreglos que beneficien a ambas partes, siempre toca buscar un punto de beneficio que no te deje mal parado y te ayude a comenzar de nuevo.
Suena bastante interesado, pero reconozcanlo, cuando se termina una relación, sale lo egoísta de cada uno, desde los celos con la nueva pareja de tu ex, hasta desearle el mal del que morirá cruel y dolorosamente, pero nos preocupamos muy poco por salir adelante nosotros.
Cuando madures emocionalmente, cuando te des cuenta que haciendo berrinches, pataletas, insultando y llorando no sales adelante, es ahí el momento de aprender de los errores, porque TÚ también cometiste errores en esa fallida relación… no olvides la causa y efecto, no olvides que las acciones provocan reacciones y el reaccionar errado es totalmente humano.
Pero sobre todo, recuerda siempre que para querer a alguien, te debes querer tu primero, sin eso, no tienes nada.
That‘s All.

Eres y tienes…

“My life
You electrify my life
Lets conspire to re-ignite
All the souls that would die just to feel alive

But I’ll never let you go
If you promised not to fade away
Never fade away”
// Muse – Starlight.
Eres de mis personas favoritas en el mundo, y no miento.
Tienes el poder de congelar mis acciones solo con verme.
Eres mi apoyo, soy tu apoyo.
Tienes el don de la tele transportación… tus besos me hacen creer que estoy en el cielo.
Eres capaz de hacerme reir en los peores momentos.
Tienes un nosequé que que sé yo.
Eres inteligente, me haces feliz.
Tienes la paciencia de ser paciente conmigo.
Eres mi primer pensamiento feliz de las mañanas.
Tienes el poder de hacerme odiarte y quererte al mismo tiempo.
Eres la chispa que sentí, desde hace muuuuucho tiempo.
Tienes la capacidad de entender mis gustos y yo los tuyos.
Eres la persona a la que ví y de inmediato supe que tenía que estar conmigo, no sé como, solo lo supe.
… y recién tenemos una semana.
Peace and Love.

That’s All.